Los churros son más sanos de lo que crees

El verdadero origen de los churros es un auténtico misterio

Es más recomendable comer churros que otros productos de desayuno y merienda como las galletas, los cruasanes o la bollería industrial, que incluyen más grasas y azúcar refinado.

Otra de las curiosidades de los churros es que pueden formar parte de una dieta sana y equilibrada siempre que se consuman con moderación.

El verdadero origen de los churros es un auténtico misterio
El verdadero origen de los churros es un auténtico misterio

Se trata de un producto natural sin aditivos, purinas, conservantes ni grasas saturadas. Además, tienen un alto contenido en fibra, sodio y proteínas. Según la Fundación Española de la Nutrición, en su informe sobre los churros, «los hidratos de carbono presentes en los churros son mayoritariamente complejos y los lípidos en su mayor parte, ya que se fríen en aceite de girasol, son ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados. Por ello, un consumo adecuado puede ser un buen complemento dentro de una dieta variada».